Pastillas de caldo casero bajas en sal para la dieta renal 1/3

Hasta ahora me había encontrado adaptaciones de recetas normales a la Thermomix, nunca al revés, pero la idea me parece realmente útil para los enfermos renales, que tenemos que huir de los caldos comerciales normales y que nos cuesta sudor, lágrimas y mucha pasta el conseguir caldos industriales bajos en sal. 

Empezaremos hoy por el caldo de verduras 😉

Ingredientes

Foto cortesía de  La Cocina de Mery

50 gr de Queso Parmesano
200 gr de Apio
250 gr. de Zanahoria
100 gr de cebolla
100 gr de Tomate triturado en conserva
150 gr de calabacín
1 diente de ajo
50 gr de champiñones en lata
1 hoja de laurel
Hojas de romero, albahaca,salvia, etc (opcional)
4 ramitas de perejil
30 gr de vino blanco
1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

Rallamos el queso parmesano y reservamos 
Picamos en la picadora el ajo, el apio, la zanahoria, la cebolla, el tomate, el calabacín, el champiñón, el laurel, las hierbas y el perejil. Debe de quedar muy pasadito, así que es posible que os toque hacerlo por tandas. Lo que ya esté pasado lo ponéis en un olla a presión.
Añadimos el aceite, el vino y el queso, y cocinamos 35 minutos en la olla a presión, lo que espesará y secará mucho la mezcla. 
Una vez reposado, y debido a que la carencia de sal hace que no se pueda conservar de otra forma, introduciremos la mezcla en cubiteras, cuando se enfríe lo suficiente irá directo al congelador.
Uno de estos cubitos será suficiente para medio litro de agua, para que tengáis en mente esa proporción 🙂

David Pino
Friki, cocinillas y enfermo renal.

Un comentario

  • – Mmmm pan de sal. This bread will forever rneimd me of the dark little Filipino store of my childhood, where we’d get live crabs, shrimp flavored chips, and lots and lots of pan de sal. Good for you for making it on your own! I, on the other hand, have not yet graduated to kneading recipes, but I’ll bookmark this one for when the day finally arrives. As a side note, have you ever had Filipino mocha cake? I remember my mom bringing it home when I was younger, and I never knew it was a Filipino thing until just recently. I’ve been searching for a recipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *